BlogComunicación

8 apuntes que no te podes perder sobre el discurso de Macri

El Presidente Mauricio Macri inauguró el 135º período de sesiones extraordinarias ante diputados y senadores con un discurso de unos 60 minutos, escasas definiciones, 15 aplausos y algunas chicanas.

Sin dudas el discurso dejo varios puntos para hacer referencia…

  1. De manual. El discurso tuvo tres momentos bien definidos: el contraste con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner; la enumeración de acciones de gobierno; y una reflexión final a modo de arenga que fue la única parte no leída de todo el discurso.
  2. Números y estadísticas. A modo de “estado de la unión” estadounidense, el Presidente Macri decidió utilizar la mitad del tiempo de su discurso enumerando y brindando porcentajes que justifiquen su percepción de que la Argentina está creciendo.
  3. Unidad Vs. Herencia. El presidente apeló reiteradas veces la importancia de la unión y del “construir el país entre todos”, al mismo tiempo que enfatizó una y otra vez la diferencia entre su gestión y las anteriores profundizando la brecha de la que tanto se habla en la Argentina desde hace años. Un discurso que pareciera querer decir: “juntos; pero sin ellos”.
  4. La apelación al hombre común. La mayor búsqueda de conexión con los espectadores la buscó al mencionar a “Luis” (el médico de la Rioja) o a “Mónica y María Marta” -ambas docentes- con el fin de personificar dos de los problemas más grandes que sufre el país: la atención sanitaria y la calidad educativa.
  5. Las chicanas. El “no creo que Baradel necesite de nadie que lo cuide” o el “después de una década de despilfarro y corrupción” fueron algunas de las frases que hicieron reír y aplaudir de pie al oficialismo y abuchear a opositores. Si bien, no alcanzó a los niveles de su antecesora, el presidente se desquitó sonriente de algunos de los golpes recibidos los últimos días.
  6. Carteles de rechazo en el hemiciclo. Como es de costumbre, la oposición sin voz en esta sesión inaugural, hizo de sus escaños un puesto de anuncios contra el presidente: fotos de Milagro Salas; frases de “yo te vi endeudar el país” o referidos a la implicación de Macri en los Panamá Pappers vistieron un tercio del congreso.
  7. Enfrentó su debilidad. Luego de sentir un golpe en las encuestas por el caso de Correos, el presidente decidió no ocultar su debilidad, anunciando una agenda de transparencia, responsabilidad empresaria y conflicto de intereses.
  8. Arenga final. El cierre del discurso lo ocupó con una formula probada en campaña, una arenga desprendida de papeles y apuntes que, con términos algo light pero tonos que recordaba a la política tradicional.

Fue un discurso esperable que no influirá en su valoración de imagen –sobre todo porque el público que observa este tipo de eventos es muy limitado e interesado– sin embargo fue una oportunidad perdida para que el Presidente Macri enamore a aquellos ciudadanos que aún no están seguros de su gestión. Más allá de la enumeración de acciones de gobierno y poder aprobar la gestión, la ciudadanía necesita encontrar liderazgos que la enamoren, que la hagan soñar en que ese futuro mejor está cada vez más cerca. ¿Podrá conseguirlo antes de las elecciones de octubre?