BlogElecciones

La Rioja vota en un verano caliente

En enero comienza el calendario electoral que en este 2019 viene cargado. La primera invitación es la “consulta popular” en La Rioja mediante la cual se vota si el actual gobernador peronista Sergio Casas podrá volver a integrar por tercera vez la fórmula a la gobernación luego de haber sido vicegobernador en 2011 (con Luis Beder Herrera de gobernador) y gobernador en 2015. La cita está prevista para el 27 de enero y no está falta de polémicas.

El escenario político a nivel nacional y el impacto que podría tener en cada provincia la batalla entre Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner obliga a que los gobernadores busquen alternativas para mantenerse en el poder. Algunos prefieren desdoblar elecciones, otros buscan modificar las constituciones provinciales.

La consulta popular deja entrever que los caudillos provinciales no pierden las mañas. El cambio generacional en la clase política de las provincias solo lo realiza la biología. Siempre son los mismos y se repiten a sí mismos, aún así, la gente los sigue votando -¿qué alternativa tienen?- quitándole credibilidad  a las instituciones y a las elecciones como factor de cambio. Esto fortalece el “statu quo”. Algunos se convierten en caudillos autoritarios y hasta en algunos aspectos modernizadores, pero inevitablemente feudaliza las provincias. Se rodean de una corte y solo gobiernan para ellos. A esto se añade que hoy, gobernar una provincia, significa tener protagonismo a nivel nacional.

Vale la pena apuntar un dato interesante sobre la polémica de “Democracia vs. Autoritarismos”. En un reciente reportaje en el suplemento IDEAS de la La Nacion, al gran politólogo Steven Levitsky le preguntaron si prefería “autocracia con estabilidad o democracia en crisis”. Como buen intelectual alejado de la realidad cotidiana respondió “democracia en crisis”. Los últimos acontecimientos nacionales e internacionales muestran que no hay nada más alejado que los intelectuales de la gente. Las provincias argentinas son un claro ejemplo de ello.

Así las cosas, la reelección indefinida que el gobernador riojano busca es una tendencia que acerca a las provincias al autoritarismo más que a la república democrática. La consigna sería “ganar tiempo es ganar poder personal”.

Y aunque realizar la consulta popular es legal, dado que es una posibilidad enmarcada en la propia carta magna riojana, aún así puede que llevarla a cabo no sea tarea fácil para Casas por varios motivos:

  1. La judicalización de las elecciones: el rechazo de la Unión Cívica Radical, que ya presentó en la Suprema Corte provincial la suspensión de la consulta y en el caso de no tener éxito pretenden recurrir a la Corte Suprema Nacional, demorando o refutando la consulta. La Corte Suprema jugará un papel importante con su fallo, autorizando o rechazando la consulta. Una vez más entrará en el “lado oscuro de la luna”, en un fallo que, sin dudas, será polémico y politizado.
  1. El enemigo de mi enemigo, es mi amigo: Julio Martinez, candidato a gobernador por UCR hace fuerte campaña por el “no” y confía en que en caso de tener lugar la consulta, Casas la perdería. Por su parte también hace fuerza por el “no” el kirchnerista Luis Beder Herrera, quien aspira a recuperar la gobernación. Tampoco Alberto Paredes Urquiza apoya la iniciativa, viene denunciando en redes sociales el intento de compra de votos por parte de Casas a cambio de pagarle a los riojanos las facturas de luz y perdonarles las multas de tránsito.
  2.  Nada peor que el fuego amigoY como si fuera poco con el fuego enemigo, el propio vice-gobernador de Casas, Néstor Bosettidenunció penalmente a la vice presidenta de la Cámara de Diputados, Adriana del Valle Olima, por haber realizado la convocatoria a sesiones extraordinaria para aprobar la enmienda a la Constitución provincial.

  3.  Superar el tercio con todos en contrapartiendo de que Casas logre continuar adelante y efectivamente realizar la consulta popular para la enmienda constitucional, deberá obtener –como mínimo – el 35% de los votos.

  4.  La arena política digital: Casas debe prestar especial atención a la campaña en redes sociales, donde sus opositores ya lograron instalar el hashtag #NoALaEnmienda, mientras la campaña a favor brilla por su ausencia.

Así empieza el calendario electoral 2019: caliente por el verano y agitado por las luchas por el poder. Si así estamos en enero, vayamos preparándonos para octubre.